Cena en Viena

Uno de los mayores placeres de viajar es probar la comida típica de cada lugar. Aunque yo ya estuve en Viena hace un año, y os aseguro que disfruté de la gastronomía (especialmente, de los postres), ayer fue un placer poder degustar dos platos originales, y espectacularmente buenos…

El primero de ellos fue una sopa de carne y verduras con una especie de fideos (a mi pobre modo de entender: crêpes cortados en tiras finas). Buenísima, en serio. Súper ligera y sabrosa… Mmmm… Rindsupe, se llama.

El segundo consistió en cerdo con salsa de mostaza, judías verdes, y una especie de buñuelos de patata. También estaba bueno, pero sin más.

Pero el postre… Ay, el postre… Yo soñaba con mi AppleStrudel… En su lugar, me trajeron Topfenstrudel (muy similar al anterior pero, en lugar de hojaldre relleno de manzana, éste estaba relleno de queso quark (topfen en austríaco) y pasas, todo ello regado con una salsa de vainilla muy similar a las natillas, aunque muchísimo más líquida). OMG, cuando pienso en este postre todavía salivo… Estaba riquisísimooooooooooooooo…

Nota: las fotos no son mías, sino encontradas por internet, ya que soy tan tonta que olvidé mi cámara!!😦

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s