Sueños Lúcidos

A mí me gusta soñar. Soñar despierta, para ser exactos. Me gusta imaginar vidas futuras, amores que no son pero podrían ser, horizontes ideales, casitas que nunca serán mías, lugares que no volveré a pisar.

Me gusta vivir mi vida en series de televisión de las que me enamoro, convertirme en el personaje de mi libro preferido, convertirme en alguien famoso, recoger un Oscar, grabar un disco, o volar cual gaviota.

Soñar no hace daño, siempre y cuando el contacto con la realidad sea suficientemente fuerte durante todo el trayecto para que el fin del sueño no se convierta en batacazo. El riesgo de soñar es no querer despertar… Por tanto, si sueñas despierto, ¡¡no hay peligro!! ¿¿O me equivoco?? ^_^

Fotos by Situs, archivo (FNL & Dirty Dancing), noemozica (poetas callejeros en Es Mercadal, Menorca) y pintura de Hammershoi
Anuncios

3 pensamientos en “Sueños Lúcidos

  1. El problema viene cuando tienes un hijo igual de soñador que tu y no hay manera de que te haga caso, y no paras de decirle “¡Baja de la parra!” para que atienda (y ni con esas…); y claro, te sabe mal echarle la bronca porqué le entiendes perfectamente y sabes lo bien que se está soñando despierto… en fin… Sin contar con lo agotador que es hacer de ancla… :\

  2. Totalmente a favor de soñar despierto. No se hace mal a nadie y así la realidad se hace más llevadera. Mientras no se pierda las “perspectiva”…”palante”!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s