La Fira de Santa Llúcia

La Fira de Santa Llúcia (Santa Lucía) se celebra en Barcelona desde el año 1786. A las puertas de la maravillosa catedral gótica de la ciudad, y en un marco único (las calles adyacentes son de las más bonitas del centro de Barcelona), siempre es una alegría darse una vuelta por este mercado de productos navideños.

A mí me encanta. Con sus puestos de figuritas para el pesebre (dice la tradición que el Belén debe durar montado en nuestros hogares hasta la Candelera, el día 2 de Febrero) de todos los precios, formas y colores (habían unas de ganchillo que no me han permitido fotografiar pero que eran preciosas), de caga-tiós, de adornos para el árbol y, cómo no, de caganers… ^_^

Y ayer, además, había un Tió gigante lleno de niños y un grupo de gente repartiendo abrazos gratis (literal). Nos entró un buenrollismo que paqué. Jejeje.

El Tió es una tradición catalana que me chifla. Se trata de un tronco de árbol, con su carita y su nariz y su barretina y su todo, al que los niños “alimentan” durante un par de semanas con fruta y chocolate, y lo que les apetezca, y a quien se le tapa con una manta para que no pase frío. Entonces, en la noche de Navidad -Nochebuena-, los niños le pegan con un palo, a la vez que le cantan “canciones del tió” para que, bajo la manta que lo cubre, les “cague” un regalito. La cara de ilusión de los peques al ver lo que hay bajo la manta no tiene nombre.😀

En realidad, hace unos siglos, el Tió no era otra cosa que un tronco que ardía en el hogar y que, al quemarse, ofrecía bienes preciosos como el calor y la luz, y de forma simbólica, también ofrecía presentes a los de la casa: golosinas, barquillos, turrones… De hecho, aún podemos encontrar, en algunos pueblos, casas en las que el Tió es un gran tronco que se pone a quemar en el fuego de tierra unos días antes de Navidad.

Por otro lado, en Catalunya hay una segunda tradición navideña que también me vuelve loca: El Caganer. Parece ser que la cosa viene de lejos (siglos XVI-XVII), y que la tradición va asociada a la fertilidad y los bienes de la tierra. La figurita del caganer empezó a colocarse en los Pesebres como símbolo de prosperidad y buenas cosechas (el caganer, con su “regalo” a la madre tierra, la fertiliza y propicia que al año siguiente la cosecha sea rica y, por tanto, un hogar próspero y feliz).

¿A que, pese a lo escatológico intrínseco de ambas tradiciones, son bonitas en su simbología? n_n

Imágenes via noemozica

2 pensamientos en “La Fira de Santa Llúcia

  1. Me encanta lo del Belén, el árbol, la decoración navideña, las calles iluminadas, etc. Me encanta la navidad!!.

    Este año mi madre y Antonio han montado un Belén de órdago, con su cascada y su agua (de verdad) y todo. Hasta cemento han usado!😀 Jaime flipa.

    Así que estoy de acuerdo en todo con tu post salvo con lo del “señor cagando”. No me gusta nada. Esas cosas se hacen de puerta para dentro, poldios!! jejeje

    Ahh, por cierto, el sábado tb repartían abrazos gratis en Málaga y a mi madre le faltó tiempo😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s