Nosotros, los no-escritores

A veces, casi a diario, y sobre todo cuando la veía aparecer al final de la calle como un brillo telescópico, con la fosforescencia de una medusa o de una tormenta eléctrica, cuando la veía aparecer diminuta y luminosa desde donde él la esperaba desde diez minutos antes de la hora convenida, sobre todo entonces y casi a diario, necesitaba decirle que la amaba. Por suerte para los dos, cuando ella llegaba hasta él, en Sala no quedaba ya sino el esqueleto negro de ese deseo y había comprendido que era mejor callarse.

Fragmento de “Nosotros, los no-escritores”, de Lorena Chanes.

Imágenes by noemozica (Brillo de sol en Minneapolis (USA) y mojándome los pies en la Diana Memorial Fountain, Hyde Park, Londres)
Anuncios

4 pensamientos en “Nosotros, los no-escritores

  1. ¡Qué bonito!
    Y qué casualidad, el viernes en el trabajo alguien mencionó este libro. Señal que tengo que buscarlo…
    Ahhh, pies de verano, en agüita y con las uñas rojas! ❤
    Saludet!

    • La verdad es q es un libro la mar de agradable de leer… Sin ser una obra maestra, está bien escrito, y la historia es prou original… 🙂

  2. A mi me encanta esta novela y creo pinta muy bien a todos los que intentan aprender a vivir y a escribir, un libro que te moja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s