Últimas tardes con Teresa

Llegaba a la villa irradiando una sensación de peligro que él parecía ignorar: electrizaban sus oblicuos ojos negros y su pelo de azabache, la nostalgia invadía sus miradas y sus ademanes; y del peligro y del esplendor juvenil de estas noches de amor quedaría, al cabo, el arrogante y ambicioso sueño que las engendró.

Fragmento de “Últimas tardes con Teresa”, de Juan Marsé.

Imágenes de Jeff Koon (Instalación Sensual para la Tate Gallery en London) y de Elizabeth Peyton (su hermano irradia peligro hasta cuando no le vemos los ojos… ¡¡Ay!!)

6 pensamientos en “Últimas tardes con Teresa

    • Yo creo que, lejos de ayudarles, las polémicas que ellos mismos crearon en torno a su obra (por ellos, entiendo que hablao de ese grupillo de artistas contemporáneos, principalmente británicos, que han salido más en los medios por el uso del formol que por su arte), les han perjudicado, aunque en un ppio buscasen notoriedad… Y es una pena, pq algunos son muy buenos, aunq no todos… Of course!!

    • Ohhhhhhhhhhhhh😦
      A mí tb me pasa con algunos, no sé por qué… Pero bueeeeeeeeeeeeno, nos vamos poniendo al día a ráfagas, y listo!!😀

  1. De los dibujitos no tengo ni idea. Pero Últimas tardes… fue mi compañera de verano durante uno de los veranos más tristes de mi vida. Y siempre se lo he agradecido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s