Un lugar para quedarse: Marina Anaya

Una sección by Luisa B

Mi cabeza, mis labios, mis manos… Todo lo importante estaba allí. Lo demás era diminuto. ¿Qué era un avión esperando emprender el vuelo? ¿Qué era  la ciudad entera de Berlín cuando yo solo pensaba en un pequeño apartamento de Roma?. ¿Qué era el resto de mi vida si no iba a poder compartirla como lo había hecho esa última semana… ? Aún así, mi otra mano -la mano diminuta y sin importancia- siguió agarrando la maleta…

Marina Anaya despierta la ternura del espectador con cada personaje que pinta, no hace falta que nos parezcamos a ellos para que recordemos que algún día sentimos lo que ellos están sintiendo en ese instante en que su pincel los paralizó. Mirarlos y sentirnos identificados será buena señal porque, casi seguro, significará que alguna vez nos hemos enamorado.


Anuncios

2 pensamientos en “Un lugar para quedarse: Marina Anaya

    • ¡¡Qué bien que te gusten!! La verdad es que han gustado mucho, en el fotolog me ha escrito mucha gente comentándolo… ^_^

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s