La vida es vida (y también muerte)

La muerte de un ser querido te sume en un estado de irrealidad absoluta del que sólo se puede salir atravesando un dolor agudo y sostenido en el tiempo. Es un dolor que va decreciendo, pero que en realidad nunca más te abandona. Y no sólo por el hecho de haber perdido a alguien importante en tu vida, también porque, de manera irremediable, tomas conciencia, quizás por vez primera, de que la muerte existe, y a ti también te toca de cerca, incluso cuando parece respetarte.

Ocho años son muchos años, y en realidad, no es ninguno. Sigo recordándote como el primer día, y dicen que así ayudo a que sigas viva. ¡¡Y un carajo!!

Tú no estás aquí, ni nuestras noches de martini con hielo y conversaciones inacabablesen el sofá de tu casa tampoco, ni las confesiones, ni los paseos de última hora por el centro de Barcelona en busca de regalos de Reyes, o las risas tontas viendo partidos de fútbol en los que nos gustaba ser del Barça, simplemente por llevar la contraria a quien era del Espanyol.

Tú no estás, y las partidas de Trivial ya no se juegan, ni los guiñotes y las podridas de sobremesa. Porque jugarlos sin ti sería una traición tan grande que ninguno se atreve siquiera a intentarlo. Hay juegos que llevan tu nombre, para siempre.

Despedirte fue muy duro. Y dejarte ir todavía más. Porque una cosa es enterrar a alguien y otra muy diferente es hacer las paces con el mundo, aceptar que hasta aquí, que pis-pas, que lo único que nos queda es una sonrisa en la memoria, una cabellera de gitana que no lo era, y una vida juntas que, aunque demasiado corta, nos hizo hermanas aunque no lo fuésemos.

Los 9 de Octubre no deberían existir. Y tú deberías seguir riendo. Pero la vida es vida, y la muerte forma parte de ella.

Imagen by John Everett Millais (Ophelia, 1852)
Anuncios

13 pensamientos en “La vida es vida (y también muerte)

  1. Gran text el d’avui, d’una sensibilitat impressionant; has aconseguit posar-me la pell de gallina.
    Si alguna vegada he dit que ets tu més bruta que jo frikie, ho retiro per sempre. 😉

  2. BRRR, que terrible, se me han saltado las lágrimas, porque ese es uno de mis grandes miedos, sino el que mas
    Debe ser terrible sobrevivir a tus amigos, y mas siendo joven, yo soy de las que no puede dejar un mensaje positivo porque pienso que no hay consuelo para esas pérdidas, simplemente hay que pensar que tuvimos suerte de cruzar las vidas con esas personas que se van pronto y que nos han dado tanto, que es mejor perder que no haber conocido :*

    • Así es, los mensajes positivos no existen cuando se trata de decir adiós a quien quieres tanto… ¡¡Muchas gracias, guapa!!

  3. No nos conocemos pero hay sentimientos que unen a las personas de este mundo porque son universales.El mismo mes y en el mismo año perdí a Víctor, con el que compartí 7 años de mi vida y que sólo hacía unos meses había dejado como pareja. Mi corazón siempre tendrá un clavel blanco para él. Gracias por tu reflexión bloguera

    • Gracias a ti tb por compartir algo tan íntimo… Aunq duela, la vida tb está hecha de desgracias, y debemos aprender a hablar de ellas… ¡¡Un abrazo, y encantada, Lourdes!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s