Crimen y Castigo

Raskolnikov había llegado a una situación extraña. Parecía que una especie de niebla le envolvía y le aislaba del resto de los hombres. Cuando, mucho tiempo después, recordaba esta época, pensaba que su conciencia se había perdido por momentos, y que aquello había durado, con algunos periodos de lucidez, hasta llegar a la catástrofe final.

Fragmento del libro “Crimen y Castigo”, de Fiodor Dostoyevski.

Imagen by noemozica (Niebla en Detroit, Enero 2011)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s