Piernas, ¿para qué os quiero?

Todas nos quejamos de cómo somos o cómo dejamos de ser. Somos demasiado gordas o demasiado delgadas, demasiado altas o demasiado bajas, rubias o morenas o pelirrojas, demasiado parlanchinas o demasiado calladas, demasiado desinhibidas o demasiado tímidas. Demasiado.

Por desgracia, nos olvidamos de dos cosas (y de otras cientos más):

La primera, y más importante, es que hoy estamos aquí y mañana ya se verá. Y que quizás seamos demasiado algo, no digo yo que no, pero al menos somos.

La segunda, que hay quien quien no es que tenga demasiado, es que de algo no tienen. Bueno, tienen unos cojones como un toro, eso sí. Y una entereza y un encare a la vida que para mí los quisiera yo.

aimee_mullins

Y os pongo a estas dos mujeres como ejemplo, porque son conocidas, y porque además son listas y hablan como Dios. Pero son mucha gente que, día a día, se calzan sus piernas, o brazos, o manos, o pechos, o pies y caminan y triunfan y disfrutan y quieren y odian y esperan y desesperan. Viven, como tú y como yo.

Amy Purdy, deportista, modelo y actriz. Awesome.

amy_purdy

amy_purdy_abc

Aimee Mullins, atleta, analista, inspiradora y modelo. Es tan awesome que ni me lo creo. Y encima se ha echao a Ruppert Friend de novio. Más lista que los ratones coloraos. Mirarse este vídeo que lo vais a flipar:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s