Semana 4

Peso 10/06/2017 a las 11.00h: 83,700 kg // Peso 19/06/2017 a las 11.30h 83,000 kg

Pérdida de peso Semana 4: 0,700 kg

Pérdida de peso total desde el 20/05/2017 (86,300 kg): 3,300 kg

Oh, God, qué semanita… Sin dudarlo un segundo, la más difícil desde que me puse el propósito de convertirme en una persona con hábitos más sanos de comida y ejercicio. Ha sido un tobogán absoluto.

adelgazar

iStock

De la desesperación de tener la impresión de que no estaba perdiendo nada de peso, pese a estar intentando hacer las cosas bien, a la convicción interna de que hacía tiempo que no comía tan sano. De los dolores insoportables de una tendinitis en el dedo pulgar de la mano derecha y un algo inidentificado en la cadera izquierda, a la sensación genial tras una caminata de 6km por el Delta del Llobregat. De lo mando todo a la mierda a venga, que no sólo lo estoy consiguiendo, sino que además no me está costando tanto.

Han pasado ya 4 semanas, que era mi límite para decidir si seguía yo sola en esta aventura, o me ponía en manos de profesionales. Evaluando mis objetivos…

– Marcar un menú semanal equilibrado (me aseguro de que haya Proteína, Grasas saludables y Vegetales en la tres comidas principales + Hidratos en el Almuerzo).

– Reducir (que no eliminar, ¿estamos locos?) la ingesta de cafés con leche (2 al día, entre semana, 1 el fin de semana) y cervecita (2 a la semana, a poder ser 1) y los sustituyo por tés y agua con gas y limón.

– Sustituir el bocadillo de la mañana por fruta.

– No obligarme a comer absolutamente nada que no me apetezca comer (creo que de este tema también haré un post, dando  mis razones, si os parece interesante).

– Ponerme a estudiar. A mi ritmo. Vídeos de youtube, recomendaciones de amigos que me parecen interesantes y un libro que acabo de comprar en Amazon. Cuando lo reciba y lea, os cuento.
– Me comprometo a mantener mis dos sesiones semanales de yoga (llevo haciendo yoga de manera constante desde finales de octubre). 
(Aunque esta última semana no ha podido ser, por dolores varios).
– Hacer una visita al polideportivo del barrio para ver precios y actividades y poder hacer una decisión sopesada sobre si apuntarme o no.

– A partir de ahora, siempre y cuando no vaya cargada o esté cansada como un perro, subiré por las escaleras, al menos hasta dos pisos de altura. Y en el curro, en lugar de ir acumulando las impresiones y demás para no tener que ir a la planta de abajo, me moveré cada vez. En este asunto, he ido un paso más allá y, además de esto, en el trabajo bajo al lavabo que hay en la planta de abajo, para subir y bajar más escaleras a lo largo del día y un par de días a la semana pillo el tram entre 2 y 4 paradas más lejos de lo que me correspondería.
– Beber un vaso de agua cada día nada más levantarme, para hidratarme (y eliminar el zumo de bote que tomaba hasta el momento).

– Incorporar el porridge / oats over night / granola casera / cereales integrales + fruta y frutos secos, como desayuno, un mínimo de 3-4 días a la semana.

britney-yeah

Por lo tanto… Objetivos directos cumplidos (excepto 1). En cuanto a peso perdido, no es ninguna barbaridad (una media de 800 gr a la semana), pero si tengo en cuenta que han habido eventos varios (sin ir más lejos, esta semana celebré un cumple en un vasco y fui a cenar a una pizzería con los compis de curro de Petirrojo), que estoy intentando hacer los cambios duraderos, crear rutinas, y que me niego a dejar de tener vida social (que me hace felicísima), pues oye… ¡No sólo no está mal, sino que está muy bien).

A lo largo de esta semana, fijaré los objetivos del próximo mes, y os propondré un reto a llevar a cabo conjuntamente, via Instagram (por cierto, en las Stories voy colgando vídeos de servidora relatando batallitas, o haciendo cositas fáciles en la cocina, pasad si os apetece…).

Lo peor de la semana:

  • Sentir que, pese al esfuerzo, la recompensa no iba a ser la esperada.
  • Verme en un restaurante vasco y no poderme poner hasta las cejas de pintxos y txacolí, que era lo que me apetecía más que nada en el mundo.
  • Los altos y bajos en el ánimo.
  • El dolor en la cadera y la mano. Muy chungo.

Lo mejor de la semana:

  • He tenido el convencimiento de asentar rutinas. De empezar a hacer cosas y ejecutar acciones de manera automática y sin esfuerzo.
  • En todo momento, me he sentido en control. Incluso cuando quería pasármelo todo por el forro, me he sentido en control.
  • Mis desayunos. Los amo muy fuerte. Es el cambio más positivo que he introducido en mi dieta en años.
  • Los abrazos de Peti.

IMG_20170527_102807

Venga, vamos a por la semana de Sant Joan… ¡Que no puede haber semana sin reto! 😀

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s