I am on a break

Los que me seguís (gracias, por cierto, deben haber sido aburridos estos últimos meses de blog), igual me habéis echado de menos estas últimas semanas.

La verdad es que yo también.

Han sido unas semanas duras. He estado muy bajita de moral y lidiando con sentimientos de tristeza muy profundos. Sentimientos que nada tienen que ver con mi proceso de pérdida de peso, por cierto. Pero que sí han impactado directamente en el mismo.

No tengo ganas de pesarme, porque no me veo con fuerzas de asumir que la báscula haya subido (como preveo que ha hecho). Y como todo este proceso tampoco iba de eso, de pesarse, he decidido respetarme y darme un descanso. Muy a lo Rachel y Ross: I am on a break :p

wewereonabreak

La verdad es que sigo comiendo bien y haciendo ejercicio (ya hago más de 40 piscinas por sesión, y además me sientan maravillosamente awesome).

Me siento bien (pese a una contractura chunguerele que tuve el viernes pasado y de la que se encargó ayer el fisio, asegurándome que era algo puntual y que estoy estupendamente de la espalda -presumiblemente, gracias al yoga del año pasado y la piscina del presente-).

Me siento con energía.

Y me siento tranquila.

Pero a la vez me siento incapaz de renunciar a quedar con gente para no “caer en la tentación”, o de quedar con gente pero “portarme bien”, como se suele decir. Que, insisto, en el día a día me sigo alimentando sano y equilibrado, estamos desayunando fruta y mi super-healthy-delicius granola, yogourt, tostadas de pan con mantequilla de frutos secos y mermelada casera… Los tuppers del curro llevan verdura, proteína, hidratos y grasas sanas. Y las noches que cenamos en casa, cenamos ensalada, tortillas francesa, verdurita… Todo bien.

El asunto es que a la que interviene la vida social, todo se descoloca un poco bastante. Pero necesito esa vida social como agua de mayo, así que puesto en una balanza, a día de hoy ganan las birras, y los croissants ocasionales, y alguna que otras bravas.

IMG_20170511_222758_053

No soy perfecta y no pretendo serlo. Sigo con sobrepeso, pero he conseguido perder un buen puñado de kg en unos cuantos meses sin demasiado esfuerzo, alimentar(me)(nos) de manera más sana y asentar ciertas rutinas saludables de manera natural. He reducido también el alcohol de manera considerable, pese a que ni lo he eliminado ni lo eliminaré nunca, y estoy haciendo ejercicio de manera regular desde hace un año.

He conseguido un montonazo de cosas. Y en cuanto me vea con ganas, voy a conseguir más.

Así que esto es una pausa y no un final. Por el momento… I say good day 😉

isaygoodday

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s