Querida amiga-mamá…

Hace tiempo que le doy vueltas a hacer un posto sobre este tema, pero me da un poco de palo porque las susceptibilidades siempre van que vuelan, en especial en todo lo que ronda a la maternidad. Pero mira, aquí va… Espero no ofender a nadie, porque en absoluto es la intención, y también ser capaz de explicar mi punto de vista para que se entienda.

Llevo tiempo oyendo y leyendo a mujeres que han sido madres y que se quejan de que x amigas no han estado a la altura. Que esperaban más de ellas, y que se han sentido muy solas. Y la verdad es que me parece atroz el sentimiento, y empatizo profundamente con ellas. Porque estar (o sentirse, para el caso es lo mismo) solo es de las situaciones más dolorosas que hay. Y porque el sufrimiento humano y animal me conmueven profundamente.

soledad

A partir de aquí, me planteo una serie de reflexiones que me gustaría trasladaros. Primero, porque yo también me he sentido sola alguna vez, es un sentimiento que conozco. Y segundo, porque estoy segura de que, en ocasiones, yo he sido esa amiga x que ha decepcionado a alguna madre que se estaba sintiendo sola.

Por un lado, no se le puede exigir a nadie que esté contigo, que te acompañe. Porque entonces, eres tú quien te estás creando unas expectativas que, por el otro lado, la otra persona no tiene por qué cumplir. Por supuesto, te puede molestar, puedes decidir alejarte de ella, o comunicarle tu sentimiento, o llorar amargamente, o mil otras cosas. Pero yo creo que recriminarle no. Es como cuando tú te enamoras y la otra persona no. Es duro y duele, pero eso no quiere decir que la otra persona esté obligada a satisfacer tus expectativas, es muy libre de no hacerlo (asumiento que tendrá ciertas consecuencias, eso también).

expectations_reality

Por el otro, y aquí hablo desde una perspectiva puramente personal… ¿Alguna vez habéis pensado en cómo impacta en esa amiga x el hecho de que tú ahora eres madre? De repente (y hablo en general, porque soy consciente de que hay casos en los que no es así) TODOS los temas de conversación giran entorno a la maternidad (que a mí, personalmente, no me termina de interesar excesivamente), el bebé (que hablar un rato de eso, bien, pero luego a mí me aburre soberanamente), el dolor del pecho (que puedo empatizar contigo, pero tras 30 minutos hablando sobre el tema, me aburre), la falta de sueño (ídem que el punto anterior), el cansancio (ídem), etc…

Y, ADEMÁS, en general (repito, no todos los casos son iguales), este monotema sobre mi-yo-mibebé-miscircunstancias-mi-yo, suele ir acompañado de un desinterés absoluto por la amiga x. Me ha pasado en más de una y dos y tres ocasiones ir a visitar a una amiga madre, estar 3-4h con la susodicha y salir por la puerta sabiendo de qué color caga el crío, cuántas estrías le han salido en las tetas, cuántas horas de sueño ha tenido esa semana, a qué temperatura le gusta al bebé bañarse y NI UNA SOLA PREGUNTA SOBRE MI VIDA. Ni qué tal me va, ni si voy cansada, ni si hay novedades… NADA.

Finalmente, está claro que no todo el mundo está en el mismo punto vital. Y de repente, la vida cambia mucho cuando tienes un bebé. Y resulta que la de x amigas tal vez no. Y claro, el ritmo es otro, los intereses difieren, y lo que antes te unía, pues resulta que ahora te aleja… Y es una putada, pero es una realidad. Y no creo que una tenga más culpa que otra. Los horarios se vuelven incompatibles, las conversaciones complicadas pq hay un niño berreando o dando saltos, o una amiga con resaca y otra que lleva despierta desde las 5h de la mañana…

amistad-separación

Repito: empatizo profundamente con ese sentimiento de soledad, pero también creo que un poco de autocrítica y de buscar la raiz de las cosas suele estar bien. No es que todo el mundo sea egoísta, no es que el mundo se ponga en tu contra, no es que de repente ya no te quiera como amiga. Es que la vida pasa, y cada cual tiene un punto de vista, y unas necesidades y unos momentos vitales diferentes. Y, tal vez (sólo tal vez), si en lugar de echarnos en cara, nos contásemos sentimientos (las dos partes), todo iría mejor…

¿Qué tal si en lugar de echar en cara, llamas a esa persona, le pides quedar con ella y, hablando desde el corazón y no desde el dedo acusador, le explicas cómo te sientes y la falta que te hace? Seguramente, tu amiga te escuchará, te entenderá, hará su autocrítica correspondiente, se hará cargo de la situación y hará algo al respecto (además de darte un abrazaco en el momento)… Qué se yo… Te llamará más, aparecerá un día con croissants por tu puerta, o te propondrá quedar en el parque o ir a dar un paseo… ¡Qué sé yo!

(Y a ver, no nos engañemos, luego hay gilipollas en todas partes. Eso también es así :p)

amigas-todas-juntas

 

Anuncios

2 pensamientos en “Querida amiga-mamá…

  1. Y los padres que eeeeeh que eeehhhh femiegocentricas (no me gusta lo de feminazi) sois con la maternidad las que han parido y las que no. Troll mode off.

    A nosotros nos encanta quedar con quién está dispuesto a contarnos de su vida a pesar de tener a Eric cortando la conversación erre que erre. A mi me hace sentir que sigo siendo algo más que un “cuidador”, además por desgracia me alimento de los intereses de los demás porque ahora mismo no me da la vida para cubrir los míos.

    • ¡¡Vosotros sois amor, Mr. Papá!! No exigís, dais… 🙂 ¡¡Y a nosotros nos encanta quedar con vosotros siempre que las agendas lo permiten!!
      (Y no me seas troll, que te pones mu feo :p)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s