Barbarie(s)

Barcelona se ha despertado con un olor a quemado que nos recuerda la barbarie, la tragedia. Una nube de humo nos envuelve, nos abraza, y nos grita a quien queramos oírlo que somos monstruos, que el ser humano es el más mezquino de los que pueblan el planeta.

Se’ns crema la terra, i els autors, com sempre, caminaran impunes pel carrer, mentre la resta mirem estupefactes el que ens envolta. Andalucía, Baleares, Galicia, Valencia, y volvemos a Catalunya. Lo que es nuestro, lo más sagrado, aquello que lleva siglos allí, ya no lo está. Y ni siquiera nos quedan lágrimas que verter, porque se nos secan, como la garganta, con un ambiente que, 200 y pico km. más hacia el sur, no nos permite respirar. No quiero pensar el INFIERNO y el MIEDO y la DESESPERACIÓN in situ. No puedo.

Y no sólo es eso. Es también enterarte de barbaridades cotidianas, que sucen a tu alrededor, y en las que tú eres el epicentro, sin saberlo. Pena infinita al conocer una historia de la que apenas me dejaron ver la cima (GRACIAS). Gracias infinitas por la protección, por la reacción y por hacerme sentir que, frente al monstruo que acecha en la oscuridad, están los amigos para encender luces, una tras otra.

De momento, sigo durmiendo por las noches, veremos cuánto dura…

(Del Gobierno y su dictadura, hoy, mejor no hablamos…)

Imágenes by Fred Einaudi, Linda KimSiddartha Babbii & Tony Huyhn

Tiempos Revueltos

En estos tiempos revueltos que corren en un país en el que tanto me gusta vivir pero del que, mucho me temo, acabaremos huyendo demasiados.

En estos tiempos revueltos en que un estado del bienestar que se ganó a base de esfuerzo, de hambre, de rebeliones y de palos, se está yendo al carajo día a día, minuto a minuto y recorte a recorte.

En estos tiempos revueltos que no fueron sólo ayer, sino que llevan meses gestándose y anunciándose y metiéndonos el miedo en el cuerpo (no vaya a ser que se nos ocurra luchar, o enfadarnos de verdad, no sólo de boquilla).

En estos tiempos revueltos en que sólo hay recortes y nunca medidas, en los que la opresión sustituye a la gestión, y el borreguismo a la educación y la sanidad.

En estos tiempos tan asquerosamente revueltos, doy gracias a mi listado de blogs imprescindibles, por hacer que las lágrimas de rabia que me vienen a los ojos viendo cómo se desintegra un mundo que todavía creo q es posible, se conviertan en sonrisas, y escalofríos de emoción. Gracias por la belleza que traéis a un momento de luto. Gracias por no decaer, y por mantenerme levantada.

Gracias, sobre todo, a ti. Por maravillarme cada día un poco más con ese arte que llevas en las venas, que es que no se puede aguantar. Por nuestras conversaciones interminables, las serias y las que no lo son. Por tus palabras. Por tus sonrisas imaginadas. Y por tu cariño, respeto y señorío. Nader, te lo he dicho mil veces, y te lo pienso decir una más… TE ADORO.

Gracias a Cristina. Porque ese imaginario que tú guardas no tiene precio. Gracias por traernos la inmensidad del mundo en la sencillez del trazo más espontáneo, por reducir el caos a emociones puras, y por el milagro de que mi fobia a los pájaros reales se convierta en amor, cuando veo los suyos dibujados.

Gracias a mi former rubia preferida en todo el mundo y parte del extranjero. Gracias, muy especialmente, por las carcajadas de buena mañana, leyendo tu Twitter. Por tu honestidad brutal y sin filtros y tu humor corrosivo y brillante. Y gracias repetidas hasta la saciedad, y todavía me quedo corta, por una sensibilidad infinita, por tu trazo hechizante y por crear un mundo tan mágico que llego a creer que es real. Gracias, Vero. De verdad.

Y last but not least, unas gracias como una casa de esas que dibujas tú tan magistralmente, Ana. Gracias por esa búsqueda constante de quién eres y de cómo te expresas, y por permitirme disfrutarla y vivirla contigo. Gracias por tu hiperrealismo y tu cincuenterismo y tu yankeesmo y tu súper buen gusto. Gracias por las primicias (ssssssssshhhhhhh), por tu sinceridad que arrasa y por introducir en mi vocabulario la expresión “ser apretada”. ¡¡Me encanta(s)!!

Imágenes by Nader Sharaf, Cristina Sitja, Vero Navarro y Ana Bustelo

Tristeza Infinita

Hoy estoy muy triste, y sin demasiados ánimos para nada. La situación del país en el que vivo, y en el que me gusta vivir, cada día es más extrema. Me recuerda demasiado a tiempos en los que te pegaban por hablar, podías ir a la cárcel por discrepar, la libertad de expresión era una utopía y Fraga era un aladid de la libertad… Todo esto está pasando otra vez, y a mí se me caen unas lágrimas enormes al pensar que nuestros padres lucharon, a golpe de porra, por unos derechos que se nos escapan de las manos, que nos está pasando como después de la II República, que estamos yendo para atrás, que vamos a ser una generación que, en lugar de ver futuro, veremos desolación… Muchos se (nos) van(mos) a tener que ir. Volveremos a rodar películas como “Vente pa Alemania, Pepe”.

Imágenes del Bloody Sunday (Derry, 1972. Northern Ireland). Ataque policial a estudiantes (Valencia, 2012, España).

Y no es que yo me regodee en el victimismo, ni me guste pensar así, ni quiera convertir este blog en algo político, pero es que hay cosas que claman al cielo, imágenes que hieren el alma, aunque no seas tú a quien ataque deliberadamente la policía, y situaciones que no me permiten disfrutar de la belleza del mundo, o de las alegrías personales, porque me rompen por dentro.

Dibujos en bolígrafo de Sarah Esteje.

Lloremos, gritemos, chillemos o desesperemos… Pero no nos callemos, hagamos algo, vayamos a las manifestaciones, desgañitémonos. Que al menos nos oigan. Que nos tengan que oir. Pero esto así NO.