Piernas, ¿para qué os quiero?

Todas nos quejamos de cómo somos o cómo dejamos de ser. Somos demasiado gordas o demasiado delgadas, demasiado altas o demasiado bajas, rubias o morenas o pelirrojas, demasiado parlanchinas o demasiado calladas, demasiado desinhibidas o demasiado tímidas. Demasiado. Por desgracia, … Sigue leyendo

Tu voto:

La invisibilidad de quien más abulta

Últimamente estoy tomando mucha  conciencia de mi cuerpo, de mi belleza, en toda su plenitud, anchura y peso.

Se me perdone la petulancia, en caso de haberla, pero me siento guapa. Y bella. Y hasta atractiva, oyes.Y a la vez me siento invisible. No tanto para quienes me rodean, sino a nivel más general. Mediático, social, absoluto.

vestido-brooke-negro-gorda

Está claro que las gordas (y no voy a entrar en si estoy gorda o no, dejémoslo en que me da la gana utilizar esa palabra para describirme a mí, alguien con problemas para encontrar tallaje en tiendas “normales”, que convivo con el drama de las rozaduras entrepierneras en verano, que lidio con el problemón de encontrar sujetadores que no sean de adorno y que, según las tablas médicas, sufro de sobrepeso; amén de que estoy hasta las narices de que la palabra gorda tenga que significar algo malo, porque así le (nos) da la gana a la gente… Soy gorda, y ya. No es malo ni es bueno, es así) no somos las únicas “invisibles”. También lo son las feas, las muy delgadas, las paralíticas, las personas de cuerpo extraño, las horteras, e incluso las normalitas. Lo sé.

gorda_delgada

 

Pero yo hoy hablo de gordas. Yo hoy hablo de mí.

bañador_sexy_gorda

 

Hablo de ponerme delante del espejo y ser capaz de mirarme, y de disfrutarme. Hablo de empezar a llevar vestidos por encima de la rodilla y pantalones cortos, aunque mis rodillas sean regordetas y redonduflas. Hablo de ser capaz de hacer top-less delante de mis amigos, aunque mis pechos no sean perfectos, ni pequeñitos, ni de revista. Hablo de ponerme de frente y de perfil, en ropa interior, y pensar que me gusta lo que veo, aunque lo que veo no es lo que hay en los carteles de las tiendas, ni en los anuncios de ropa, ni en las revistas guays. Hablo de no avergonzarme de quien soy. Hablo de ver fotos de chicas como yo y pensar que yo puedo ser, soy, como ellas.

lenceria_gordas

Hablo de hacerme visible. Para el mundo, y para mí.

(Imágenes encontradas en internet, desconozco los autores. Si alguien lo sabe y me los facilita, lo agradeceré)

Si no se habla, no existe

Hay cosas de las que no se habla. Es como si no existiesen. Y me subleva, porque el simple hecho de ponerlas encima de la mesa haría que se normalizasen y dejasen de ser un mundo. Porque lo “prohibido”, lo “escondido” o lo “oscuro” siempre se ve mucho más grande, peligroso, amenazante y malo de lo que es.

Por ejemplo, de los gays en el deporte. Con mi hermano, nos reímos mucho durante las pasadas Olimpiadas… ¡Decían que había un total de (agárrate) 52 deportistas gays! ¡En todas las Olimpiadas! ¿Hola? Pero si sólo en salto de trampolín ya eran más de 52…  Es un tema que siempre me ha parecido de una RIDICULEZ tan extrema que raya con lo esperpéntico.

olimpiadas

Otro tema bastante tabú en cualquier círculo son los problemas sexuales que mucha gente tiene. Hablamos sin tapujos de a quién nos tiramos, cómo, dónde, cuántas veces, e incluso de cómo lo hacemos (no digo que todo el mundo, pero sí mucha gente), pero no de los problemas relacionados que puedan haber. NADIE tiene disfunción eréctil, vaginismo, papiloma, pérdida de apetito sexual, adicción al sexo (no, decirlo en broma no cuenta) o algunas de las múltiples enfermedades que se transmiten por vía sexual. Claaaaaaaaaaaaaaaaro, y yo no me he pillado un catarro en mi vida. Yo misma, sin ir más lejos, sufrí de vaginismo, y (hasta hoy), podía contar contar con los dedos de las manos la gente que lo sabía (y ojo, que al menos yo se lo había explicado a alguien). Es de LOCOS.

problemas_sexuales

Tampoco se suele tratar en abierto un tema importantísimo como los celos. No únicamente de la pareja, sino de amigos, compis de trabajo, conocidos, semi-conocidos, desconocidos absolutos, y todo aquel que os pueda venir a la mente. Yo misma, que soy tirando a cero celosa, reconozco que a veces los tengo. Pero no se habla de este tema. Porque una cosa es tener celos de algo (sean amorosos, amistosos, laborales, personales, intelectuales, relacionales…), y otra muy diferente reconocerlo (en ocasiones, hasta a uno mismo) y/o explicarlo. Vuelve a ser una ESTUPIDEZ suprema, pero es. Y me “fascina”…

celos

5 años bloggeando

¡Que dice WordPress que llevo 5 años dando la lata por estos lares! ¡La Virgen! ¡Qué rapidísimo pasa el tiempo, cuando las cosas son buenas!

arale - bday

Nunca me cansaré de repetir que lo mejor de mi alter ego cibernético (no, no soy la misma por aquí que en persona… en unas cosas mejoro, en otras empeoro, pero está claro que lo de tener una pantalla de por medio te da unas libertades y te impone unos límites específicos diferentes a los de la vida verdadera de verdad) es la cantidad de tesoros que he descubierto y las personas, con nombres y apellidos, con las que he tenido la enorme suerte de coincidir.

Así, muy a lo loco, y con el peligro de olvidarme de muchas personas, me vienen a la cabeza Marta Anguera (Directora Jefa, CORAZÓN y maestra de ceremonias de la gran aventura y enseñanza que es Sugartremens…), mis Tremendas y mis Tremendos,  mini-Tremens incluídos, Nader Sharaf, Vero Navarro, Willy Ollero, La Princesita, Situs, Jordi Vidal (aunque el cara a cara llegase por otros medios), Estíbaliz Ariz, Mónica Custodio, Ana Sénder (siempre recuerdo aquella presentación del último disco de Manos de Topo, en que te acercaste a preguntar si era yo), mi “socia” Flo, Anna Roig (tu ja vens del Fotolog, eh!), Mirándola y su hermana Laura, Jimmy, Silvana, Dani el Japo  y mil otros…

i-love-you-guys

En fin, que volvería a empezar con este blog una y mil veces, aunque a veces haya estado más abandonado de lo que se merecía…

Happy Cumple-Blog for Me!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

(las imágenes son de aquí y de aquí)

Pues aquí estoy…

Yo no sé si a vosotros os pasa. Pero yo, después de las épocas menos buenas, tengos ganas de cambios, hambre de cosas nuevas, locura. A lo largo de mi vida, éstos arranques se han traducido en hechos varios… Desde una rapada de pelo (al 4, muy Teniente O’Neil y muy boyer, tot plegat) hasta volver a ponerme a estudiar. De tirarme a quien me apeteciese (y se dejase) a empezar a hornear. De abrirme un blog a cerrar un Fotolog. Todo muy random y muy (aparentemente) loco. Aunque en realidad no lo fuese.

pelo corto

Porque yo tengo la teoría de que en las épocas de bajona lo que estás haciendo (una mijilla) es hivernar. Y pensar. Yo entro en una especie de círulo en el que va saliendo lo malo, lo que no me gusta, lo que no está bien. Y bajo y bajo y bajo y luego bajo un poquillo más. Y ahí es el momento de rebotar. De coger impulso.

Cuando ya he bajado y me he lamido las heridas y he visto y revisto todo lo que no me gusta, es el momento en que empiezo a ver la luz. En que veo si algo de eso que no me gusta se puede cambiar. Me planteo qué necesito, qué es lo que tengo que hacer para salir del pozo. De qué se trata esta vez.

reading

Porque está claro que hay temas recurrentes. Unos más flagrantes, y otros menos. Y luego hay otros que no lo son tanto, pero que quizás también vienen de lejos. Hay cuestiones ante las que siempre has cerrado los ojos, pero un buen día decides abrirlos. Y luego hay otras que prefieres dejar enterradas. Y en realidad, todo está bien. Porque yo tengo otra teoría (todas mu mías y mu ridículas pal de al lado, intuyo yo) de que tenemos que escucharnos un poco, y ser respetuosos con nosotros mismos. Y si un tema no sale, es que no estamos preparados para afrontarlo. Ya saldrá. Y sino, pues oye, más estuvieron enterradas las momias, y mira cómo lo petan desde que las robaron los ingleses…

be-smart-and-respect-yourself

A lo que iba, que estoy en época de cambios. He recordado lo feliz que me hacía este blog y he empezado a dedicarle tiempo de nuevo y le he lavado la cara (como habréis podido ver…), me he apuntado a nadar (os lo cuento un poco para ver si así me animo más a no dejarlo… que de momento voy muy bien, y estoy con buen ritmo), me he cambiado el suelo del balcón, me he comprado sillas nuevas para el salón y he empezado a poner un poco de orden en ideas que me rondaban hace mucho pero que en realidad nunca había puesto en palabras… ¡Hasta he cambiado de compi de despacho! 😀

balcón_baldosa_hidráulica

Y he empezado a verme guapa de nuevo. Y ya sé que puede sonar a gilipollez, pero es así. Yo no digo que yo sea fea, de la misma manera que sé que no estoy súper gorda. Pero, como ya he comentado en alguna otra ocasión, lo de verse guapa o fea, gorda o delgada, lista o tonta… La mayoría de las veces no depende de cómo se sea (que, a su vez, es subjetivísimo), sino de cómo se sienta una. Y yo me sentía feota y mal. Y reconozco que en este tema ha tenido mucho que ver hacerme asidua del blog Loversize, y darme cuenta de lo maravillosamente bellas que son muchas de esas chicas, lo increíblemente sexys que aparecen, la de cosas que compartimos en la mente… Y bueno, también tuvo que ver comentario muy tonto pero que me hizo pensar en cómo a veces lo que tú ves así el de enfrente lo ve asá… Un chico que me parece lo más atractivo del mundo y lo más listo y lo más guapo y lo más más en estos momentos, en relación a una chica muy mona y delgadita, me comentó “ufffffff, pero está muy flaca, no tiene nada que comer”, y acto seguido se puso rojo como un tomate. Y yo lo amé instantáneamente, y quise darle un besazo como la copa de un pino. Y no sólo por lo guapo y lo listo y lo atractivo (que también), sino por hacerme abrir los ojos y pegarme una colleja a base de palabras. ¡Gracias!

noemozica_antigua_bigotuda

 

STOP

Últimamente estoy un poco hasta los cojones de ser una fracasada, de no ser lo suficientemente mujer, de ser una inmadura y una egoísta y una loser. Oigan, y no lo digo yo. Me lo dicen ustedes, y la sociedad. Constantemente, sin ninguna educación, en voz alta, y en repetidas ocasiones.

ana_sender

Estoy muy pero que muy harta de leer que “ahora que soy madre, por fin sé lo que es ser mujer”, “la maternidad te convierte en mujer completa” o “yo no era nadie hasta que parí”.  También estoy un pelín saturada de escuchar aquello de que quien no tiene hijos es porque es muy egoísta, o muy inmaduro. Porque entonces ¿qué soy yo? ¿Media mujer, tres cuartos o libra y media? ¿Alguien se ha planteado en algún momento que hay gente que NO PUEDE y gente que NO QUIERE, y ambas opciones son perfectamente válidas? ¿Y que esos comentarios pueden llegar a herir mucho?

Luego tenemos el tema de la pareja. “Pobrecita, fíjate, que no tiene novio”. Como si todas hubiésemos nacido para tener pareja, o todas la quisiéramos, o a todas nos resultarse un drama no tenerla. O todas las encadenásemos a lo Tarzán, que no has soltado una liana ya has pillado la siguiente, no fuese a ser que te quedes sola contigo misma y te vayas a asustar de lo que ves. Como si todos la gente con pareja fuese feliz, todas las parejas fuesen buenas, y sanas, y bonitas, y nadie nunca jamás estuviese en una relación de mierda. ¡Polamordedios!

“Buah, es que lleva la misma vida que a los 20 años… Sin pareja, ni hijos, y nada más que viajas y salir de copas”. ¿Y QUÉ? ¿Qué hay de malo en eso? VIVE Y DEJA VIVIR, COJONES. Que parece mentira… Tanto avanzar en la sociedad  y tanto ganar derechos (que ahora perdemos) y tanta mierda para, al final, tener la misma moralina recalcitrante que nuestros abuelos. O peor. Porque ellos no conocieron más que eso, pero se supone que nosotros sí.

A mí me parece estupendo que cada cual haga lo que le rote, pero sin menospreciar, sin juzgar, sin compadecer a la vez que se mira por encima del hombro, sin menospreciar. Sin dar por saco.

Y ya.

(Imagen de Ana Sénder, una crack)

¿Te suenan de algo?

Llevo muchísimo tiempo alejada del blog. Un poco por falta de tiempo, otro poco por saturación, y una mijilla también por vaguería. Voy cansada, hasta el punto de que no tengo ni ganas de escribir. Es como que tengo la cabeza tan llena de cosas, el alma tan agobiada, que ni para eso doy.

Pero echo de menos ésto. El blog. Contaros maravillas que me encuentro, cosas que me emocionan, anécdotas que me hacen reir. Echo de menos el calor de los focos (ya me entendéis).

Así que aquí estoy. De manera intermitente, poco y mal. Pero aquí estoy. Hoy, con un buen puñado de artistas que reinterpretan a otros artistas. Y que son amor…

Elena Mir. Ya os hablé de ella hace un tiempito, aquí. A mí me chifla lo que hace. Me parece muy especial, un dibujo muy fresco, entre la ilustración y el cómic. Y además… ¡Está de concurso en su Fb! Aquí tenéis sus versiones de Judith (Klimt) y Ofelia (Millais).

elena_mir_millais_klimt

Sofía Bonati, una artista de versatilidad muy grande y que me recuerda al trabajo de gente tan querida como Willy Ollero o tan popular como Clare Owen. Quizás sus reminiscencias a las Meninas de Velázquez no sean tan obvias, pero para mí están clarísimas…

Sofia_Bonati_velazquez

Antonio Lorente. Un descubrimiento reciente, de esos que te hacen sonreír un montón. Gracias a Mely, ¡sin ti, no sabría que existía! ¿Qué, os suenan de algo sus personajes emo-pop? Amor es poco…

antonio_lorente

Y last but not least, María Herreros. También hablamos ya de ella, aquí. Yo creo que con ella sobran las palabras y las descripciones, porque se ha convertido ya en uno de los referentes ilustrativos del país. Pero por si acaso… Aquí van un par de dibus suyos… ^_^

maria_herreros_julio_romero