La Generosidad

La generosidad es la virtud más bonita del mundo. Y quizás una de las que menos en uso está hoy en día. Me gusta la gente generosa. Ojalá yo lo fuese un poco más. Poco a poco, que no se conquistó Roma en cuatro días, ¿¿no??

Este finde ha sido el finde de la generosidad. De la de los otros, y de la mía. He recibido regalos preciosos, he repartido otros igual de bonitos. Además, he adquirido un montón de cositas handmade, para mí misma y para unas amigas…

Mi papi, por ejemplo, me mandó cerezas del pueblo con mi brother. Yo, en agradecimiento, horneé galletas para él y sus compis.

Mónica Custodio, cuya exposició en la Lolart de Colorín Colorao de Bcn te recomiendo encarecidamente, me regaló estas dos Monnadas… ¡¡Todavía on me creo lo afortunada que soy de tenerlas en casa!!

La tía P., que es más bonica que todas las cosas, me regaló esta inicial bordada a punto de cruz, que me encanta lo que más. Porque, encima, la mujer acertó completamente los colores, y el marco, y todo. Me puse taaaaaan contenta, al verla… ¿Os gusta el lugar que he elegido para lucirla?

Los karcomos, además de invitarnos a una cena maravillosa a los que, de una manera u otra, los ayudamos con la edición de su segundo libro, nos regalaron un ejemplar dedicado, la mar de bonico.

Y bueno… Ya por último, en el Festivalet me gasté un poquico los cuartos, para mí, y para otras… Pero lo de las otras no lo enseño, que sino lo ven!! ^_^ ¡¡Ah!! La que más me «sacó los cuartos» fue Emedemarta, pero es que tiene cosas taaaaaaaaaaan preciosas… ¡¡Aish!!

Fotos by noemozica.