Idoki

Tengo la piel delicada desde que tengo uso de razón. Alergias varias a productos varios (pintauñas, Fairy, Amoníaco…), sequedad, granitos en la cara y la espalda, escamas… Vamos, un regalo de los Dioses.

En fin, que este verano empecé a tener problemas también en el cuero cabelluro, y a tener que descartar la mayoría de champús de los que había hecho uso hasta el momento. Empecé a desesperarme cuando todos los champús que provaba me producían granitos, picazón, y crostas en la cabeza…

Y entonces, de repente, recibí un mail de la gente de Idoki ofreciéndome probar sus productos. Vi que se trataba de productos 100% naturales y que tenían líneas concretas para pieles sensibles. Así que no me lo pensé y les pedí un «Champú para cuero cabelludo sensible» y «Bálsamo repararador para alteraciones cutáneas». Cuando los tuve en las manos, me gustó el packaging. Sencillo y limpio, sin más. Luego me repelió el color y el olor de los productos (marrón cacoso y un hedor un tanto fuerte a hierbas varias que sigue gustándome poco tirando a nada). Y luego me encantó que, después de lavarme unas cuantas veces con el champú, mi cuero cabelludo dejó de picarme tanto, y las  marcas de granitos de mi cara «desaparecían» a la segunda o tercera aplicación del Bálsamo.

A ver, que no existen los milagros, está claro. Pero que estos productos van bien y no son caros, es una realidad. Además, la gente de Idoki son un encanto, y en ningún momento me han exigido una publicación a cambio de los productos que me mandaron. ^_^

Imágenes via Idoki