¿Feos? ¿Dónde?

Yo no sé a vosotras, pero a mí hay señores que sé que son feos, pero me parecen guapos. Es decir, que aunque no defenderé delante de nadie sus bondades físicas, me metería con ellos en un catre en menos que canta un gallo. Los hay patrios e internacionales, altos y bajos, calvos y con pelos, flacos y con michelín. Pero eso sí: todos me parecen muy listísimos… Supongo que será el atractivo de una mente brillante… 🙂

Harvey Keitel

En Taxi Driver me flipó. En Smoke, me cautivó. Y en Blue in the Face decidí que sería suya por siempre más.

Willem Dafoe

En Posibilidad de Escape pensé que quizás hacerse yonker no sería tan malo, si mi camello fuese él. En Cry Baby pone la guinda a un pastel tan delicioso que salivo de sólo pensarlo… Y en Corazón Salvaje se come con patatas al siempre aburrido Nicholas Cage.

Antonio Resines.

Sí, desde que llevaba bigotón. ¿¿Qué pasa?? Me en-can-ta. Y cuanto más años cumple, más me gusta. Pero mucho, en serio. Y después de verlo en la Buena Estrella, ya no tengo curación posible… ¡¡Ay!!

John Malkovich

Porque nos pone a TODAS, no jodamos. Que después de verlo en Las Amistades Peligrosas, todas tuvimos sueños con él, y no con el buenorro de Keanu… Rrrrrrrrrrrghhhhhhhhhh…

Fito

Una vez lo entrevisté con mi amiga P. y me enamoró. Aunque pese 15 kg., mida medio metro y sea un saco de nervios. A-mor. Del de verdad, eh??

Steve Buscemi

Desde que lo vi en Coffee and Cigarrettes y en Muerte entre las Flores pienso que tiene que ser el tío más brillante y divertido del mundo, y eso a mí, pues me pone. Porque uno uno trabaja con ciertos directores por ser tonto. Y además esa sonrisa imperfectísima y esos ojos de tarao que le permiten hacer personajes idísimos de la olla, como el de Reservoir Dogs o el de El Imperio del Sol, me parecen lo más.